sábado, 15 de abril de 2017

MEDIO MUNDO - JOE ABERCROMBIE

"Espina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita. Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.
La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos."
La segunda parte de la trilogía del Mar Quebrado sigue manteniendo la misma fuerza que su primera parte. En Medio Rey conocemos a Yarvi, un chico con una mal formación, cuya vida dista mucho de ser la propia del hijo de un rey. Yarvi se verá envuelto en una gran aventura donde tendrá que poner a prueba no sólo su valentía sino también su astucia, que es sin duda su mejor arma.
Medio Mundo está protagonizado por Espina Bathu.
Espina Bathu no es una chica normal. No le interesa lo que a las demás chicas de su entorno, no siente simpatía ninguna por las artesanías propias de una mujer y mucho menos piensa en colgarse una llave del cuello. Espina sólo escucha la voz de la Madre Guerra: ha nacido para luchar. Pero el destino tiene preparado un plan distinto al que ella lleva preparándose durante años. Después de un acontecimiento terrible, Espina es nombrada asesina y condenada a muerte.
El padre Yarvi ve en ella algo que nadie más es capaz de apreciar y decide apostar por esta niña de mal genio, orgullosa y egocéntrica. 
A partir de este momento, Espina se verá envuelta en un plan político del que depende el destino de Gettlandia. Tendrá lugar una aventura digna de canciones, peligros y enemigos, traiciones y conspiraciones.
Espina comparte protagonismo con Brand, un chico que también aspira a guerrero pero por distintas razones a las de Espina. Brand no ha tenido una infancia fácil, viviendo en una chabola con su hermana pequeña a las afueras de la muralla, busca una vida mejor para los dos. Pero para Brand el destino también le tiene preparado algo distinto a lo que él tiene planeado y junto a Espina, encontrará un lugar en el mundo. 
La trilogía de El Mar Quebrado es lo único que he leído de este autor que está tan en auge pero demuestra que la fantasía es su terreno y que se mueve de maravilla. Demuestra que la literatura young adult no tiene por qué ser simple ni edulcorada sino todo lo contrario. 
Abercrombie consigue enganchar, que el lector se quede absorto entre sus páginas sin saber del todo qué va a suceder a continuación. Y eso es lo más emocionante; los giros dramáticos y las subtramas que se encuentran bajo la historia principal.
Por otro lado, Espina Bathu es un personaje interesantísimo. Abercrombie ha creado una mujer atípica. Fuerte y valiente, pero débil e insegura. Una mujer que conoce sus puntos fuertes y no se preocupa en esconderlos. Luchadora como nadie, combate el destino día a día, combate a las miradas y comentarios de los demás, que no sólo no la apoyan en sus decisiones sino que también la humillan constantemente. Una mujer que no se peina, ronca y escupe mocos. Una mujer sin duda digna de canciones. 
Pero no sólo es Espina, en este libro la mujer tiene un papel fundamental. Cada una de ellas lucha contra lo establecido a su manera y eso es algo difícil de ver. Ya está bien de tanta mujer valiente e independiente de mentira, pues debajo se encuentra el típico personaje que sólo busca la aceptación, el amor y respeto del hombre.
"No debería haberse permitido albergar ilusiones, pero las esperanzas son como las malas hierbas, que siguen apareciendo por muchas veces que las desbroces".


No hay comentarios:

Publicar un comentario